¿Qué significa el riesgo en las inversiones?


Toda inversión tiene un riesgo asociado, representando la probabilidad de que el rendimiento sea menor al esperado, que exista pérdida porcentual y hasta total de la inversión. Pero, ¿cómo podemos identificar una acción riesgosa de una conservadora?


Para definir esto, existe un indicador llamado volatilidad, que básicamente explica qué tan agresiva pueda ser una alza o caída en su precio. Si el precio de un activo sube y baja rápidamente en un período corto de tiempo, se considera altamente volátil; es decir, implica un riesgo alto. En cambio, un activo donde el precio se mueve más lento durante un período de tiempo más largo, tiene baja volatilidad, por lo que se considera de bajo riesgo.


En general, las inversiones con mayor rendimiento esperado tienen mayor riesgo asociado, es por eso que la diversificación es fundamental en tus inversiones.


Algunos ejemplos de acciones de alta volatilidad son aquellas que están relacionadas a nuevas industrias o que se encuentran en una etapa temprana de crecimiento, como los viajes espaciales, fintech, biotecnología, criptomonedas, startups, entre otras.


Las acciones de baja volatilidad generalmente son acciones de compañías o industrias consolidadas en el mercado, por ejemplo alimentos, energía, telefonía, comida rápida, ETF’s, entre más.


Esto no quiere decir que una sea mejor que la otra, tú como inversionista debes escoger las acciones que se acomoden a tus objetivos y además, que estés dispuesto a llevar a cabo el riesgo de estas acciones.


La información contenida no consiste en asesoría de inversión ni debe ser considerado como un reporte de análisis.

Los servicios de inversión son proporcionados por Miflink Advisors S.C.

Consulta Términos y Condiciones y todos los legales en https://miflink.com/inversiones


Post recientes