Aprendiendo a leer estados financieros pt1.

¿Cómo se lee un estado de resultados de una compañía en la que quiero invertir?

El cierre de la temporada de reportes trimestrales es el mejor momento para analizar los resultados de las compañías que tienes en tu portafolio, así como aquellas en las cuales tengas pensado invertir. Por medio del análisis de estos reportes podrás conocer la situación financiera de una compañía, así como también su desempeño en ventas, costos, entre más. Esto te permitirá que tomes decisiones conscientes sobre tu inversión y puedas generar tus propias expectativas sobre cualquier empresa en la que inviertas.

Los reportes trimestrales son estados financieros de un trimestre en una compañía, en estos documentos encontrarás datos de suma importancia como ventas, gastos, ganancias o pérdidas, nivel de deuda, situación fiscal entre muchos otros más.


Los estados financieros se dividen en tres secciones: balance general, estado de resultados y flujo de efectivo. En esta ocasión hablaremos solamente del estado de resultados debido a que es el más sencillo de interpretar y nos da suficiente información para identificar si la compañía tuvo un buen o mal desempeño en el periodo determinado.


Lo primero que verás en un estado de resultados es el “Revenue”, el cual se refiere a la suma de todos los ingresos que tuvo la compañía; dentro de estos se encuentran sus ventas totales del periodo. Cuando lees que una compañía superó las estimaciones de ingresos de analistas, quiere decir que sus ingresos fueron superiores a lo pronosticado por estos, lo cual se cataloga como una buena señal de desempeño.


Seguido de esto tenemos el “Cost of revenue”, que se refiere a la suma de todos los costos relacionados directamente al producto o servicio vendido. Es un dato de suma importancia para cualquier compañía, ya que entre más altos sean sus costos menor será su margen de ganancia.


Por último tenemos los “Operating expenses”, que son la suma de todos los gastos relacionados a la operación de la compañía, como sueldos, mercadotecnia, administrativos, entre otros. Estos no tienen un impacto directo en el margen de ganancia de los productos vendidos, sin embargo, se verán reflejados en sus ingresos totales.


Al restar la suma de todos los gastos a los ingresos totales generados en el periodo se obtiene el famoso EBITDA, ingresos antes de impuestos y depreciación en la traducción de sus iniciales. Cuando esta resta da un resultado positivo quiere decir que la compañía tuvo ganancias, de ser negativo representa una pérdida. Es por eso que el EBITDA es una cifra muy importante para los analistas, ya que aquí es donde puedes observar si los márgenes de ganancia se mantienen estables, aumentan o disminuyen.


Existen otras cifras y desgloses más detallados para un análisis mucho más profundo, sin embargo, el conocer las cifras clave te dará una perspectiva mucho más clara sobre el estado de las compañías en las que inviertes o piensas invertir.


La información contenida no consiste en asesoría de inversión ni debe ser considerada como un reporte de análisis.

Los servicios de inversión son proporcionados por Miflink Advisors Independiente S.C.

Consulta Términos y Condiciones y todos los legales en https://miflink.com/inversiones


Post recientes